fbpx

En estos días de gran confusión en la información del COVID-19, las redes sociales han jugado un papel muy importante. Ha habido personas que las han usado a su favor, y otras, desafortunadamente no. Conozco a una persona que tiene un cuadro severo de colitis nerviosa, debido al terror que le han producido las “fake news”. En este artículo, te decimos como usar las redes a tu favor y no en tu contra.

Los datos publicados en redes sociales

Una información errónea sobre el coronavirus puede entorpecer el trabajo de las personas que están tratando de retrasar la progresión de la pandemia. Las noticias falsas pueden tener consecuencias realmente desfavorables.

El Director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus afirmó  que la información errónea se estaba extendiendo más rápido que el virus en sí.

A las personas en búsqueda de información veraz, les resulta cada vez más difícil diferenciar los hechos, en los que se basa la ciencia, de la ficción.

Se recomienda a todos los usuarios de las redes sociales, frenar la propagación del miedo asegurando la veracidad de las noticias. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  no hay evidencia de que comer ajo ni hacer gárgaras con todo tipo de sustancias pueda proteger a las personas del nuevo coronavirus.

Se han difundido por redes sociales muchas noticias con poco sustento científico las cuales crean confusión, por ejemplo: “El Coronavirus, no sobrevive en clima caluroso” Lo cierto es que si alguien tiene el virus y tose delante de ti, poco importa el calor que haga, te va a contagiar.

A medida que aumenta la escasez de gel desinfectante para manos también se multiplicaban las recetas de gel casero en las redes sociales. Algunos de ellos funcionan en superficies pero no son adecuados para usarlo sobre la piel.

Una publicación, copiada y pegada por docenas de usuarios de redes sociales en diferentes países, y falsamente atribuida a Unicef, afirma que beber agua caliente y la exposición al sol matan el virus. La ciencia dice que una vez que el virus entra en tu cuerpo, no hay forma de matarlo: tu cuerpo solo tiene que combatirlo.

¿Qué hacer?

Prestar atención a la fuente de la información. ¿es esta una fuente que conoce? ¿Es confiable? ¿Son medios reconocidos? Se puede hacer una búsqueda rápida: ¿varias fuentes confiables informan la misma información?

Es la única manera de estar bien informado y de no crear caos en las redes.

Un ejemplo de esto es lo que sucedió cuando la epidemia de ébola en África occidental. Había circulado un tweet, afirmando que la sal podría curar el Ébola. Muchas personas lo tomaron en serio y se dijeron a sí mismas: «No necesito ir al médico. Lo intentaré primero». Esto ha provocado demoras antes de recibir tratamiento, y con una enfermedad tan contagiosa el resultado fue realmente peligroso.

Una red internacional de verificación

La Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN), una asociación de más de 70 medios de verificación de hechos de todo el mundo, han lanzado el #CoronaVirusFactsAlliance. Cuenta con más de 100 verificadores de datos en al menos 45 países, para identificar la desinformación que rodea la pandemia de coronavirus..

Los ciudadanos internautas pueden y deben contribuir a frenar la expansión de falsas noticias. Te recomendamos verificar algo antes de publicarlo o compartirlo. El pánico no le hace bien a nadie. La mejor manera de combatir esta pandemia en estar informados y protegerse. Quédate en casa en la medida de lo posible y lávate las manos frecuentemente. Es lo mejor que puedes hacer.

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *