fbpx

Desde antes que empezara la pandemia, cada vez más personas se inclinaban por hacer transacciones bancarias digitales. A partir del confinamiento, esto se disparó gracias a las grandes ventajas que ofrece. Esto lo sabemos bien, ya que las personas mayores, que se resistían al mercado digital, acabaron sucumbiendo en sus redes, por la comodidad que brindan. Pero veamos de qué trata todo esto.

Las transacciones digitales

La banca móvil es una realidad y cada día ofrece mayores ventajas. La adaptación digital comenzó como una opción, pero se ha convertido en una necesidad en la agenda de todos los bancos del mundo y ha llegado hasta los clientes finales, consumidores, empresas y Gobiernos. Es una de las tendencias que más se están acelerando. De hecho, el 57 por ciento de los consumidores a nivel global prefieren la banca digital.

Cada vez son más las entidades bancarias que ponen a disposición de los clientes las denominadas cuentas en línea o banca móvil. Dependiendo de la estrategia comercial, este tipo de cuentas han sido lanzadas tanto por los bancos tradicionales como por sus filiales digitales.

Los usuarios más acostumbrados a Internet, son perfectamente conscientes de las virtudes de este tipo de cuentas, pero quizá no se han percatado de algunas de las desventajas. A continuación vamos a analizar cada una de ellas.

Las ventajas de las cuentas bancarias digitales


Competitividad económica

En primer lugar, las cuentas online suelen ser más competitivas que sus homólogas tradicionales.

Por un lado, esto se refleja en la habitual ausencia de comisiones y gastos de mantenimiento. En algunos casos, la exención de estos gastos tiene lugar sin la necesidad de cumplir condición alguna. En otros, puede requerirse la domiciliación de ingresos, etc. No obstante, dichas condiciones tienden a ser menos exigentes que en la banca tradicional.

Por otra parte, la competitividad de estas cuentas también se refleja en los productos contratables y otros beneficios económicos. Por ejemplo, en ocasiones, determinados depósitos en condiciones específicas sólo pueden ser contratados vía online o sólo están disponibles para los clientes con una cuenta móvil. Esto puede traducirse en un mayor interés del depósito o un límite mínimo menor para la apertura de éste.


Accesibilidad 24 horas


Las transacciones digitales en línea, al igual que con todo el servicio de Banca online, están disponibles las 24 horas del día, 7 días a la semana. Lo cual supone grandes ventajas para quienes la realizan. No dependemos, por tanto, de los horarios de oficina para realizar las gestiones bancarias oportunas; siempre y cuando se puedan realizar por Internet, por supuesto. Se acabó el tener que salir pronto del trabajo para poder llegar a la oficina del banco antes de que cierren.

Accesibilidad geográfica ilimitada

La accesibilidad plena también tiene un carácter geográfico. Es decir, no importa dónde nos encontremos. Incluso podríamos estar en el extranjero y, aún así, conectarnos a Internet y realizar las transacciones bancarias digitales.

Ahorro de tiempo en las gestiones


El sólo hecho de desplazarse hasta la oficina más próxima para proceder después a esperar a que nos atiendan puede suponer una gran inversión de tiempo. Con una cuenta online, ese problema desaparece por completo. No hace falta moverse de casa o de donde sea que estés. Tan sólo tendrás que acceder a tu cuenta en línea y realizar la consulta y gestión en tiempo récord. Puedes hacer los trámites necesarios mediante el uso de la aplicación móvil.


Más información

Las entidades bancarias han comenzado a “ponerse las pilas” para vender sus productos a los clientes de sus cuentas online. Para ello, no han tenido más remedio que proporcionar la mayor cantidad de información y hacerlo de una manera clara. Eso supone que, a través de tu cuenta, puedes acceder a información exhaustiva y detallada, tanto de los productos que tienes contratados, como de aquellos que están a tu disposición. El objetivo del sector bancario no es otro que minimizar la necesidad de costosas oficinas físicas, facilitando que sus clientes hagan todas sus contrataciones y gestiones a través de sus cuentas online.


Las desventajas de las cuentas en línea

Aunque cueste creerlo, las cuentas online todavía presentan algunas desventajas que no deben olvidarse.


Ausencia de personas para consultar


La relación con el personal del banco, es una de esas antiguas tradiciones propias de la banca que no deberían perderse. Aunque fuera por teléfono. El hecho de contar con alguien en el que se confía y que nos conoce personalmente puede suponer la diferencia entre conseguir un préstamo o no hacerlo. Igualmente, el personal de nuestra confianza tienden a avisarnos de aquellas oportunidades cuya disponibilidad sea limitada.

Amenazas de seguridad


La banca móvil, ha reforzado los niveles de seguridad por Internet de una manera muy contundente durante estos años. De hecho, el mayor problema no está en la seguridad proporcionada por las cuentas online, sino en los malos hábitos de los usuarios, los cuales exponen sus claves de acceso y tarjetas de crédito en redes Wifi públicas o portales de dudosa reputación.

Nuestra recomendación es que al hacer cualquiera de las transacciones bancarias digitales, cuides mucho los accesos. Ten en cuenta que cada vez son más los hackers que están al acecho para plagiar y ganar dinero fácilmente. Esperamos que no sea tu caso y que cuides el dinero que tanto trabajo te cuesta ganar


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *